miércoles, 30 de julio de 2008

LA COLUMNA DE TRAJANO

Fue en el año 113 d. C. cuando se terminó de erigir la enorme columna de mármol traído desde la isla griega de Pharos. En ella Trajano quiso conmemorar su victoria sobre el rey Decébalo y la conquista de un importante territorio al norte del Danubio inferior, Dacia. En esa impresionante columna, Trajano mandó narrar con figuras en relieve el éxito de su empresa. Hoy día todavía nos podemos asombrar ante tal maravilla, conocida como la Columna de Trajano.

Marco Ulpio Trajano, al que posteriormente le concedieron el nombre honorífico de Dacico, nació en el año 53 d.C. en la población de Itálica, cercana a lo que hoy sería Sevilla, situada en la provincia de la Bética en la Hispania Ulterior. Perteneciente a una importante familia aristocrática de la zona, pronto se trasladaron a Roma. Sirvió bajo el reinado de Tito Flavio Domiciano y Marco Cocceius Nerva alcanzando grandes distinciones en su carrera militar. En el año 91, durante el reinado de Domiciano alcanzó el Consulado y en el de Nerva fue gobernador de la Germania Superior. En el año 97 Nerva lo adopta y lo asocia al poder, sucediéndolo éste en el año 98.

En esencia Trajano fue un militar, pero supo tomar el pulso a su tiempo y hacer de su reinado un ejemplo de ecuanimidad. Uno de los primeros problemas con que se enfrentó Trajano fue con el bajo índice de natalidad que estaba sufriendo Roma. Problema que venía de lejos porque Augusto ya tuvo que resolver la falta de nacimientos entre los patricios con una legislación que obligaba a los solteros a casarse. Pero Trajano ante ello siguió los pasos iniciados por su antecesor y destinó dinero del Estado para sufragar el gasto de la educación de niños pobres. Así se podría, en cierta manera, cubrir el vacío de puestos de magistrados y principalmente de personal para las tropas.

Pero por lo que más destaca Trajano es por sus reformas arquitectónicas. Entre otras cosas construyó un acueducto, el anfiteatro de Verona, un puerto nuevo en Ostia y un dique en Fiumicino con instalaciones portuarias que resolverían los accesos al puerto fluvial. Y principalmente el Foro Trajano y la Columna del mismo nombre.

Tras subir al poder, el rey Decébalo de Dacia rompe los pactos de no-agresión firmados por su pueblo en época de Augusto y vueltos a firmar posteriormente con Domiciano y que mantenían a Dacia como reino vasallo de Roma e independiente. La revuelta del rey dacio amenazaba las fronteras del Rin e incluso se veía como una amenaza que podía conllevar el alzamiento de algunos pueblos germánicos ya pacificados. En el año 101 el Senado aprueba una expedición comandada por el emperador para contener el problema en Dacia. En el año 102 la situación ya esta controlada. Tras la batalla de Tapae, Decébalo se rinde y Dacia queda pacificada, y continúa siendo vasalla de Roma, pero esta vez son apostadas varias legiones para vigilar a Decébalo.

Durante un tiempo Decébalo respetará los acuerdos, pero en 105 volverá de nuevo a trasgredirlos y será esta vez cuando Trajano volverá a Dacia, derrotando al rey con la toma de la capital, Sarmizegetusa a principios de 106. Decébalo para evitar ser capturado se suicidó y finalmente el reino de Dacia fue anexionado como una provincia más de Roma.

Con el botín obtenido en Dacia, Trajano aspiraba a reformar el Foro. Pero hizo más que eso, construyó un foro nuevo arrasando una colina de unos 40 metros de alto, el Atrium Libertatis para instalar allí el nuevo centro administrativo y económico de Roma. Este Foro tendría unas medidas espectaculares: 300 mts. de largo por unos 150 mts. de ancho. Según Antonio Blanco Freijeiro (Roma Imperial, Col. Historia del Arte. Edit. Historia 16 Madrid 1989) La Columna de trajano tenía tres objetivos: Contener la urna con las cenizas del emperador, conmemorar las victorias de Dacia y finalmente marcar la altura que tenía la colina arrasada para construir el Foro.

Cuando uno ve la columna lo primero que le llama la atención es el decorado en espiral lleno de figuras. Es la narración de las batallas dacias.

La columna tiene la altura de 40 metros y fue construida con 20 bloques de mármol traído expresamente de la isla de Pharos, en Grecia. El friso en espiral narra las acciones llevadas a cabo en Dacia por el emperador y sus legiones, La parte inferior cuenta la primera batalla (101-102) y la superior la segunda (105-106).

Parece ser que el autor de la columna fue Apolodoro de Damasco, notándose, además, la mano de un solo autor debido al concepto de unidad de trabajo que existía en Roma.

En la narración se puede observar una combinación perfecta entre la tradición narrativa romana (caracterizada por la continuidad narrativa mediante la inserción de escenas ejemplares) con elementos de la tradición helenística. De hecho las únicas interrupciones son las que están representadas por una Victoria de perfil que está dejando constancia de la crónica de Trajano en su propio escudo.

La narración comienza en la parte inferior con el dios Danubio absorto en la contemplación del paso de las legiones romanas por un puente hecho con barcas. Después continua la representación y nos cuenta el tipo de guerra llevado a cabo. Una guerra más de ingeniería que de luchas a campo abierto. Se puede observar la construcción de fosos, campamentos y fortines. Durante toda la historia representada podemos contar hasta 200o ó 2500 tipos de figuras diferentes. A Trajano se le representa en unas 60 ocasiones.

Los frisos narrativos debieron ser grabados sólo cuando la columna había sido terminada, trabajando los escultores en una cinta de unos 200 mts. que sería la más extensa grabada del mundo antiguo. En la parte alta de la columna hay unas estrías que podrían demostrar que la cinta en la que están los relieves y que cubre el fuste había sido concebida como una banda enrollada al mismo. Las escenas forman parte de un gran esquema que junto con las construcciones adyacentes del mismo Foro Trajano, sugieren que todo formó parte de una plan único de Trajano desde el principio.

Como nota podemos señalar que estudios recientes han sugerido que los relieves fueron añadidos después de la muerte de Trajano por su sucesor Adriano.

La base de la columna es un denso cubo dentro del cual hay un pequeño número de cámaras. Una de estas es la cámara funeraria del propio Trajano. En la parte más alta de la columna había existido una estatua de Trajano desnudo, que viene atestiguado por las monedas de la época. Pero en 1588 esta estatua fue sustituida por una de San Pedro por el Papa Sixto V. Hoy día es esta estatua la que se puede ver en la cúspide de la columna.

Esta columna no tiene antecedentes, es decir, fue la primera en construirse en la antigüedad, pero inmediatamente fue copiada por Marco Aurelio, al construir una columna muy semejante a la de Trajano y que podemos ver en la plaza de la Colonna en Roma. También podemos hallar una columna parecida en plaza de la Vendôme en París.

Una noticia reciente habla que para el próximo año, arqueólogos italianos restaurarán la columna y la pintarán con colores hechos de haces de luz.

Como links hoy les dejo dos, la web de Trajano y otro link con la noticia de la coloración de la columna.


La web de Trajano

La columna coloreada

Salud, The Damned

Bibliografía:

Roma Imperial, Col. Historia del Arte. Edit. Historia 16 Madrid 1989

Chronicle of the Roman Emperors. Chris Scarre. Tames & Hudson, London 1995.

Roma, Guía Arqueológica. Sofía Pescarin Ed. Libsa, Madrid 2005.

Roma, Grandes Civilizaciones. Ada Gabucci. RBA Edipress, Barna, 2008

2 comentarios:

bad credit loan dijo...

I like your blog.

Damned dijo...

Thank you so much, bad credit loan